Collection Mémoires et thèses électroniques
AccueilÀ proposNous joindre

Capítulo 4 ESTUDIO DE CASO

Table des matières

Con base en el trabajo desarrollado en los anteriores capítulos pretendemos mostrar en el estudio de caso la congruencia entre la teoría y la práctica. Hemos hablado ya de la concepción teórica y de la instrumentación jurídica que habilita las diferentes instancias gubernamentales para ordenar, regular y orientar el desarrollo del territorio el cuál representa la parte teórica. Ahora debemos proceder a la parte práctica y etapa final de nuestro trabajo que corresponde a los estudios técnicos de respaldo, lo que nos permitirá mostrar y demostrar un diagnostico más preciso sobre los puntos críticos y debilidades del catastro y el ordenamiento territorial.

Para ubicarnos en un contexto geográfico, comenzaremos por localizar en la república mexicana, el Estado de Guanajuato. Recordemos que la división política a nivel nacional es por Estados.

El crecimiento urbano que se ha venido tratando a lo largo del presente trabajo, se hace presente en la toda la periferia del centro urbano de la ciudad. Sin embargo, la zona sur es la que tiene más posibilidades de urbanización de acuerdo a las características topográficas que presenta. Una de las principales causas que ha limitado el crecimiento de la ciudad en todos los alrededores de la parte norte o centro urbano, es el cerco de accidentes topográficos muy pronunciados que impide desarrollos habitacionales, (ver Imagen 3).

Para la zona sur, el caso es diferente porque contiene un territorio con pendientes muchos más suaves que lo hacen más cordial para la construcción, además de que es la zona que más rápidamente se ha desarrollado en los últimos años.

Los criterios para la decisión de seleccionar dicha zona, son basados en ciertas características que consideramos importantes en un contexto de crecimiento urbano que a continuación mencionamos:

1. De tipo social.

La tendencia a la compra y venta de terrenos en la periferia sur de la ciudad. Aunque se trata de un problema general en la ciudad, se ha visto incrementada en dicha zona por representar una opción a bajo costo económico para que las familias de escasos recursos se hagan de un patrimonio familiar. Esto es inducido por la irregularidad que ofrece el sector pues además de que son terrenos que provienen de ejidos, estos son ofertados en ocasiones a costos simbólicos y por la misma razón de ser baratos, carecen de las condiciones mínimas de urbanización como los servicios de agua potable, alcantarillado, alumbrado público, etc.

2. De tipo económico

La actividad principal que se ha originado en la zona es la comercial. Debemos de considerar que hay elementos que además de contribuir sin lugar a dudas al desarrollo urbano de la zona, también propician paralelamente el desarrollo comercial. Dichos elementos son la construcción de una carretera de cuota, construcción de edificios e instalación de oficinas de los tres niveles de gobierno (federal, estatal y municipal), fraccionamientos de interés social para propietarios con el perfil económico de un trabajador de gobierno, construcción de hoteles (cinco estrellas), entre otros, han colaborado para que el tipo de suelo en la actualidad predomine mixto (habitacional-comercial).

Por otro lado, la especulación en bienes raíces es un fenómeno que se ha desarrollado de manera general con la compra y venta de terrenos en prácticamente todos los alrededores de la ciudad, lo que colabora como un problema más en el control del desarrollo urbano. En la zona, hay un beneficio económico potencial ya que los terrenos provienen de los ejidos que han comenzado a vender a muy bajo precio, por ello, hay quienes quieren invertir con los recursos financieros necesarios o sin ellos, para tener ganancias con fraccionamientos que tienen todo tipo de deficiencias, entre ellas la más común, es la falta de servicios primarios (agua, luz, drenaje) y la falta de escrituras que dan el derecho de posesión, problemas que al paso del tiempo son heredados a las autoridades Municipales.

La posición de las autoridades se menciona a continuación:

3. De tipo Jurídico

En base al cuadro jurídico establecido desde la constitución política general, la zona presenta situaciones particulares en el aspecto de la tenencia de la tierra. La urbanización se ha desarrollado a través de los años en territorio de ejidos, un problema que obstaculiza la gestión del territorio porque se tiene que regularizar los derechos de posesión de los propietarios de forma paralela al de la organización del territorio.

Tal como lo mencionamos en el contexto de nuestra investigación, la venta irregular de de terrenos ejidales en la vecindad de la ciudad, se ha desarrollado desde antes de las reformas constitucionales de 1992 y posterior a dichas reformas el proceso se aceleró por la factibilidad de comercializarlas, de tal suerte que las autoridades son incapaces de tener solucionado dicho problema actualmente.

En el Plan Director de Desarrollo Urbano de 1994, capítulo de Diagnóstico, punto numero II.6 que corresponde a la síntesis de la problemática urbana, menciona:

4. De tipo territorial

Las condiciones topográficas juegan un papel importante en los desarrollos urbanísticos, de ellas depende en gran parte las decisiones de los asentamientos humanos en ciertas zonas, como podemos observar en la figura 3, la zona norte tiene accidentes topográficos agudos que incrementan demasiado el costo de la construcción.

El caso de la zona sur es diferente y si bien podemos observarlo también en la Imagen 3, lo confirmamos a continuación con el Plan Director de Desarrollo Urbano de 1994, capítulo de Diagnóstico, punto numero II.6 que corresponde a la síntesis de la problemática urbana, donde menciona con respecto a la zona XVIII Arroyo Verde-yerbabuena:

Para realizar nuestro estudio de caso disponemos del siguiente material que hemos solicitado en diferentes instancias gubernamentales y también a través de visitas a sitios Internet:

Como comentario general del material de análisis de que disponemos, mencionaremos la heterogeneidad de la información. Es conveniente mencionar tal aspecto, porque en el proceso de análisis corresponde hacer lo mas compatible posible la información para cumplir nuestros objetivos de trabajo.

El análisis de la información la realizaremos de acuerdo a nuestro cuadro exploratorio propuesto en la metodología. Procedemos a verificar los datos contenidos en la documentación proporcionada por el catastro (planos) y el ordenamiento territorial (documento del plan de desarrollo urbano y la carta de uso del suelo anexa). Confrontamos dicha información con el territorio mismo mediante imágenes aéreas que contienen momentos precisos de la realidad territorial.

Para representar la dinámica de análisis de la información, proponemos un esquema que mostrará los caminos y etapas de revisión de documentos, (Fig. 11). Para realizar la propuesta del presente esquema nos hemos apoyado en los objetivos de nuestra investigación, recordemos entonces que nuestro objetivo general es:

Examinar el rol del catastro y el ordenamiento territorial para planificar y controlar el desarrollo urbano, en relación con los conceptos generales y el marco jurídico vigente en México, aplicado al caso particular de la ciudad de Guanajuato.

En el proceso de alcanzar los resultados del objetivo general hemos insertado también, los objetivos particulares ya mencionados en el capítulo uno. Realizar dichos objetivos, representa establecer de manera específica las tareas y etapas para conseguir nuestros resultados, adaptadas en un estudio de caso concreto.

El primer objetivo particular dice: Analizar el catastro como un sistema de registro de propiedades que proporcione la información detallada del fraccionamiento del territorio.

Comenzaremos por exponer el avance de la urbanización en la zona piloto. Esto es, mostrar el crecimiento urbano mediante la comparación de fotos en diferentes épocas. Continuaremos en este mismo objetivo con la revisión de los planos catastrales que también representan épocas distintas, para verificar el registro de la información con respecto a los documentos fotográficos y verificar también, el progreso de la actualización de dichos planos catastrales entre uno y otro.

El segundo objetivo particular dice: Analizar el ordenamiento del territorio como una práctica normativa de la planificación del desarrollo urbano.

Estudiaremos el plano de uso de suelo que se generó para representar la normatividad establecida en el Plan de Desarrollo Urbano Municipal de la ciudad de Guanajuato, para mostrar los elementos más significativos que sirven de base para el desarrollo urbano de la zona. Posteriormente seguimos en el mismo objetivo, con la comparación del plano de uso de suelo con los documentos fotográficos de distintas épocas, lo que nos brinda la oportunidad de verificar si el desarrollo urbano ha respetado el Plan de Desarrollo.

El tercer objetivo particular dice: Analizar el intercambio de información entre el catastro y el ordenamiento territorial para el mejor aprovechamiento de los datos generados.

Realizaremos una comparación entre el plano de uso de suelo del Plan de Desarrollo Urbano de 1994 con cada uno de los planos catastrales de 1994, 1998 y 2003, donde podremos verificar con más certeza la coherencia de información. Mostrar también el progreso tanto del avance de la urbanización como de la actualización de la información entre las dos instancias. Esto nos ayudará en las conclusiones sobre su interacción para aprovechar datos generados por cada una en paralelo y complementar sus productos cartográficos.

A continuación un esquema (figura 11) donde mostramos la concepción del procedimiento de análisis, a partir de las fuentes protagonistas en nuestro estudio:

De acuerdo a la figura 11, establecemos el siguiente cuadro para puntualizar y describir cada análisis de nuestro estudio y también detallar los objetivos en cada una nuestras etapas.

Objetivo particular uno:

(En análisis 1 y 2, verificamos la evolución territorial efectiva).

Análisis 1. Comparación de la foto de 1970 con la foto de 1994 para los objetivos siguientes:

Análisis 2. Comparación de la foto de 1994 y la foto de 2003 para los objetivos siguientes:

Análisis 3. Comparar los planos catastrales de 1994 y 1998 con la foto de 1994 para los objetivos siguientes:

(En análisis 2 y 4 verificamos la actualización del catastro de acuerdo a la realidad)

Análisis 4. Comparar el plano catastral de 2003 con la foto de 2003 para los objetivos siguientes:

Objetivo particular dos:

(En análisis 5 y 6, verificamos la actualización del plano de usos y destinos del suelo).

Análisis 5. Comparación del plano de uso de suelo de 1994 con la fotografía de 1994 para los objetivos siguientes:

Análisis 6. Comparación del plano de uso de suelo de 1994 con la fotografía de 2003 para los objetivos siguientes:

Objetivo particular tres:

(En análisis 7, verificamos el intercambio de información entre organizaciones gubernamentales).

Análisis 7. Comparación entre los planos catastrales de 1994, 1998 y 2003 y el plano de usos de suelo de 1994, para los objetivos siguientes:

Es oportuno mencionar que las dos imágenes que vamos a confrontar tienen una diferencia temporal de 24 años. A través del ejercicio de observación de las dos imágenes tomemos como eje de referencia visual, la carretera que va en dirección sur hacía el municipio de Santa Cruz de Juventino Rosas que aparece como única infraestructura en la foto de 1970, (imagen 4); en la foto de 1994 (imagen 5), aparece con una franja de construcciones a sus costados y también una glorieta muy cerca del arroyo marcado que sirve para entroncar el origen de la carretera de cuota que va en dirección sur-oeste, hacia el municipio de Silao. También observamos la convergencia de diversas calles de los fraccionamientos que se han desarrollado en la zona hacia la misma vialidad, lo que significa que ha evolucionado como un acceso primario. En el proceso de la consulta preliminar se ha confirmado que la sección de la carretera se llama oficialmente en la actualidad "Boulevard Euquerio Guerrero".

En la imagen 4 que corresponde a 1970, notamos que en la zona de estudio, solamente existe la carretera que conduce a Santa Cruz de Juventino Rosas y como referencia, hacemos notar el arroyo que existe en la zona. En la imagen 5 que corresponde a 1994, hemos señalado los elementos urbanos existentes. En el cuadro 3, hacemos un resumen de las construcciones realizadas entre estas dos épocas.

Con el análisis entre los planos catastrales y la realidad registrada en la foto, podemos verificar varios aspectos que nos darán elementos de diagnóstico sobre el funcionamiento del catastro. Procedemos por tanto para el año 1994, a superponer en primera instancia el plano catastral de 1994 (imagen 7) sobre la foto de 1994 (imagen 5), para tener como resultado la imagen 8.

Para nuestro estudio de caso hemos decidido basarnos en el método de apreciación visual, para evidenciar al máximo los elementos de información de que disponemos y que sobre todo, dichos elementos sean presentados de la manera mas fiel posible a su realización original. Deseamos que todo lector de nuestro trabajo tenga la apreciación rápida y oportuna, de nuestros objetivos particulares de cada análisis expuesto, mediante las escenas conformadas.

Para hacer más legibles nuestras superposiciones de imágenes, decidimos colocar la imagen que se sobrepone en un cierto grado de transparencia, con valores que van desde un 30 % hasta un 60 % de sus parámetros originales. Dejamos en sus parámetros originales a la imagen que sirve de base en la escena.

Nosotros encontramos que por el método de la superposición de imágenes se hace más evidente las diferencias de información. De acuerdo a dicha comparación podemos hacer las siguientes observaciones:

El análisis del plano catastral de 1998 (imagen 9), nos permite la oportunidad de verificar el funcionamiento del catastro en un término de tiempo de mediano plazo (cuatro años), en lo que se relaciona al registro y actualización de la información, así como la corrección de los planos.

En la imagen 10 hacemos la superposición de imágenes, donde la base de la escena es la foto de 1994 que hemos presentado en la imagen 3 y la imagen que se superpone con una transparencia de un 30 % con respecto a sus parámetros originales es la del plano catastral de 1998.

En la superposición de la imagen 10 hemos realizado algunos comentarios en la misma escena, además de encuadrar en una elipse la zona de trazos teóricos de calles que presenta el plano y que no han sido realizados aún sobre el terreno.

Es pertinente mencionar que el plano catastral ilustra solamente la parte norte de la zona de estudio.

Es importante hacer notar que la información registrada en el plano de 1998, permanece muy similar a la que ha sido registrada en el año de 1994, después de un espacio temporal de cuatro años notamos algunos trazos teóricos de calles y el comienzo de un desarrollo habitacional, que hemos ubicado con una elipse en color rojo, imagen 8.

La imagen 10 presenta la escena de superposición del plano catastral de 1998 sobre la foto de 1994. De igual manera, hemos realizado algunos comentarios sobre la misma imagen para evidenciar de manera inmediata la apreciación ocular que el lector realiza.

En relación a la comparación de imágenes y considerando un periodo de cuatro años, a partir de 1994, emitimos los siguientes comentarios:

  1. El plano catastral permanece sin escala, sin georeferenciación y sin orientación al norte.

  2. Permanece el trazo teórico de calles, que todavía no ha sido realizado en el terreno.

  3. Sigue faltando registro de información (Des-actualización).

  4. Permanece un desfase de la información representada en el plano con respectos a la realidad registrada en la foto.

  5. La información está limitada a la altura de la Plaza Santa Fé.

Para el análisis del año 2003, el plano catastral lo encontramos más actualizado y por lo tanto las dimensiones de la zona de estudio crecen para tratar de cubrir toda la zona expresada en el plano.

La imagen 11 muestra el plano catastral del año de 2003 y podemos observar que ha aumentado el registro de la información. Ahora notamos que la información de urbanización se extiende hasta la desviación de la carretera a Juventino Rosas y Puentecillas. La mayor concentración, sobre todo de fraccionamientos habitacionales está en la parte sur-este de la zona, entre la carretera a Puentecillas y la carretera de cuota que conduce a Silao.

La imagen 12 corresponde a la superposición del plano catastral de 2003 (imagen 11) sobre la foto de 2003 (imagen 6). La escena cubre el boulevard Euquerio Guerrero, la plaza Santa Fé, la carretera de cuota, parte de la carretera al municipio de Juventino Rosas y parte de la carretera que va hacia la localidad de Puentecillas. Para reconocer la urbanización registrada en la foto recomendamos ver la imagen 4.

Aún cuando el plano catastral de 2003 contiene mucha más información en relación con los años anteriores, de manera general podemos apreciar que falta actualización de algunos fraccionamientos construidos y los trazos teóricos de calles de otros que parecen estar en proyecto de construcción.

Después de un espacio temporal de 5 años con respecto a la referencia de 1998, vemos que la actualización de la cartografía catastral tiene serias deficiencias con respecto a las convenciones establecidas y a la realidad del territorio. Lo que interpretamos como algunas debilidades del sistema se tienen actualmente; no aprovechar los beneficios de la tecnología actual y menos aún la información de otras fuentes.

En relación a la imagen 12, queremos puntualizar mediante nuestros comentarios los aspectos que notamos relevantes de esta escena:

  1. No aparecen más los trazos teóricos referidos en los planos de 1994 y 1998, que denotaban la construcción de un fraccionamiento.

  2. Aparecen otros trazos teóricos que generan incertidumbre sobre su realidad o existencia en el terreno, debido al desfase del plano (sin escala) con lo que registra la foto.

  3. Continúa la falta de actualización del plano, pues tenemos construcción de fraccionamientos y desarrollos habitacionales con trazos de calles en el terreno.

  4. El desfase del plano con respecto a la foto es evidente y confirma la inexactitud de dicho plano.

La superposición del plano de usos de suelo sobre la foto de 1994 mostrará la tendencia de la normatividad en cuanto a la clasificación del uso del suelo. Debemos de inicio, conocer como se está proyectando el desarrollo urbano y cual es su situación para el año de 1994 en cuanto a su estructura urbana y planeación.

En el presente análisis hemos previsto hacer notar los límites establecidos y señalados en el plano por el Plan de Desarrollo Urbano para el centro de población y conceptualizar así, el contexto territorial de que se dispone para su planificación.

La imagen 13 muestra la sección de la zona de estudio en el plano de uso de suelo. Nos interesa analizar la extensión del territorio y nos enfocaremos en las franjas que acompañan el boulevard Euquerio Guerrero y las carreteras que existen en las zonas, que tomamos como elementos de referencia.

Para hacer una apreciación visual coherente, presentamos la misma sección de la zona de estudio en la foto (imagen 14), de esta manera queremos inducir al lector para que se le facilite la concepción de la superposición de imágenes.

Después de apreciar las dos imágenes por separado hemos procedido a realizar la superposición de la imagen 15. En la escena queremos mostrar las dos imágenes e inducir al lector para que observe todos los elementos en su concepción original, con su clasificación de uso de suelo propuesto (Cuadro 5) y los límites de patrimonio urbano y de centro de población.

Para complementar nuestras observaciones y comentarios, es necesario identificar y definir según el capítulo III del Plan de Desarrollo Urbano, la simbología de la zonificación de usos y destinos de suelo en la imagen 18, con el cuadro siguiente:

Es muy probable que la superposición de imágenes por si misma (imagen 15) se presente un tanto difusa y por lo mismo genere dudas. Hemos numerizado de acuerdo al plan de uso de suelo el boulevard Euquerio Guerrero, las carreteras de cuota que conduce a Silao y las carreteras a Puentecillas y Santa Cruz de Juventino Rosas. Se ha marcado en color amarillo la franja de urbanización de ambos lados del boulevard y carreteras, también simbolizamos la clasificación de usos y destinos del suelo en la imagen 16.

La clasificación de usos y destinos del suelo la hemos descrito con su respectiva simbología en el cuadro 5; tal información se vuelve relevante para nuestros comentarios de análisis.

De acuerdo al análisis de la imagen 14 nuestros comentarios son los siguientes:

  1. Para el año 1994 vemos que hay congruencia de información entre los dos documentos, observamos que el plano de uso de suelo contiene la información registrada en la foto y que la clasificación de usos y destinos del suelo es coherente con el territorio mostrado en la foto.

  2. El límite del perímetro urbano que se ha determinado para el desarrollo urbano y que además representa el área urbana actual en el año 1994, lo hemos resaltado para evidenciar la frontera de zonas. De esta manera podemos observar que en el año de 1994 la urbanización registrada en la foto corresponde y es coherente a dicho límite.

  3. Podemos observar también que el desarrollo urbano de esa época se encuentra contenido en el límite del perímetro urbano.

Nosotros hemos confirmado un crecimiento urbano entre 1994 y 2003 (imagen 6), ahora corresponde hacer el análisis de la comparación del plano de uso de suelo de 1994 con la foto de 2003. Queremos verificar si la urbanización ha crecido de acuerdo a lo planificado y si se ha respetado el Plan de Desarrollo Urbano de 1994.

La imagen 17 nos muestra el plano de uso de suelo de 1994 en la que hemos numerizado el polígono que traza el límite del área urbana y el límite del centro de población, además de indicar la clasificación de uso de suelo.

La imagen 18 muestra la superposición del plano de uso de suelo sobre la foto de 2003 con el crecimiento urbano mostrado en la imagen 4 y también hemos numerizado los elementos más relevantes de la urbanización para hacer evidente nuestro análisis.

La superposición de la imagen 18 muestra evidentemente que el crecimiento urbano se ha extendido y sobrepasado la zona del área urbana. La expansión urbana se ha incrementado entre 1994 y 2003.

Nuestras observaciones y comentarios del análisis son:

  1. El crecimiento urbano desfasado del Plan de Desarrollo Urbano, al invadir terrenos destinados a otros usos y destinos.

  2. La urbanización registrada en la foto ha sobre-pasado el límite del patrimonio urbano o área urbana, por lo tanto, confirmamos que ya no está al interior solamente.

  3. No hay congruencia de información entre los dos documentos, porque el plano de uso de suelo esta des-actualizado con respecto al registro de información de la foto.

  4. Confirmamos que la normatividad del Plan de Desarrollo Urbano no ha sido respetada, al invadir la urbanización terrenos con usos y destinos diferentes a este objetivo, como Zonas de Preservación Ecológica (PE), Zonas de Fomento Ecológico (FE) y Zonas de Parque Urbano (PU).

Para nuestro objetivo particular tres, queremos realizar la comparación entre los planos catastrales de que disponemos (1994, 1998 y 2003) con el plano de uso de suelo de 1994. Deseamos analizar mediante productos cartográficos el acercamiento entre las instancias gubernamentales para aprovechar la información que cada una ha generado.

Queremos verificar si cada instancia del gobierno, el Desarrollo Urbano (ordenamiento territorial) y el catastro han mejorado su información con base a la generada por la otra parte. Si en algún momento se ha confrontado para complementarla, considerando que dentro de nuestro tercer objetivo particular se contempla analizar la interacción e intercambio de información entre estos dos entes.

En nuestro análisis comparativo para el año de 1998, queremos observar un seguimiento de acciones que de acuerdo a la normatividad jurídica puede llevarse a cabo para la colaboración entre el catastro y el desarrollo urbano (ordenamiento territorial). Podemos partir incluso de las observaciones que realizamos para el año 1994.

Siendo tan evidente la heterogeneidad de información sería muy factible que en un caso fortuito y en cualquier momento dentro del periodo de tiempo que estamos analizando (1994-2003), las instituciones gubernamentales trabajaran en el aspecto de aprovechar los datos y herramientas generados por ambos en beneficio de ambos, corrigiendo y actualizando su información. Esta situación podemos apreciarla realizando el mismo proceso que hemos venido ejecutando, efectuar la comparación de imágenes.

Procedemos a numerizar el plano catastral de 1998 (Imagen 22) para clarificar los trazos. Podemos notar en esta imagen que la información de la zona se ha incrementado.

En la imagen 23 se muestra el plano de usos y destinos de la zona de estudio en 1994, la escena representa un sección parcial de la zona de estudio, donde hemos realizado un acercamiento para evidenciar más claramente los trazos.

En la comparación de los planos catastrales con el plano de usos y destinos del suelo, hemos realizado una ampliación (zoom) de la zona de estudio, en virtud de contar solamente con información de la parte norte de la zona. De esta manera también se hacen más evidentes los trazos.

En la imagen 24, realizamos la superposición de planos y tomamos como base de la escena al plano catastral de 1998 y se superpone el plano de uso de suelo de 1994 en transparencia.

Nuestras observaciones y comentarios al análisis son:

  1. Para el año de 1998 no existe aún la congruencia básica de convenciones cartográficas.

  2. Después de cuatro años, aún cuando se tiene más información registrada en el plano catastral, encontramos que la información no es coherente debido a que dicho plano contiene menos información que el plano de uso de suelo.

  3. Sigue existiendo un desfase de trazos entre los dos planos derivados de la incoherencia de convenciones básicas de cartografía.

  4. La consistencia de heterogeneidad de la información nuevamente y después de cuatro años, nos verifica que no existe un intercambio o interacción de información entre el catastro y el desarrollo urbano, para el año de 1998.

  5. De manera general, comentamos de nuestro caso fortuito de acciones de actualización de la información mencionado anteriormente, que los responsables de dichas acciones no han tenido la preocupación para llevarlas a cabo.

Deseamos realizar una secuencia de análisis de información, por lo tanto, incluimos el año 2003 para corroborar si en algún momento de este espacio temporal a partir de 1994 se ha realizado alguna acción de actualización.

Como en los anteriores casos, realizamos un análisis entre el plano catastral de 2003 y el plano de usos de suelo de 1994. En esta fecha, resulta interesante saber si las autoridades responsables, se han preocupado por actualizar sus metodologías y procesos para administrar su información y sobre todo para aprovechar la información generada por las otras instancias.

Presentamos el plano catastral de 2003 (Imagen 25), nuevamente realizamos el proceso de numerizar los trazos que registra, para hacer evidente su información. Confirmamos de inmediato que se ha incrementado la información. Ahora podemos observar que incluye información que también hemos visto registrada en la foto de 2003 (Imagen 6).

Se ha incrementado el registro de fraccionamientos en la zona sur-poniente, entre la carretera de cuota a Silao y la carretera Juventino Rosas, se han eliminado algunos trazos teóricos de calles, etc.

La escena siguiente (Imagen 26), presentamos la zona de estudio en el plano de uso de suelo de 1994, como inducción visual para la mejor concepción del análisis de la superposición.

La siguiente escena (Imagen 27), presenta la comparación de los dos planos superponiendo en transparencia el plano de usos de suelo de 1994 sobre el plano catastral de 2003, que ha servido de base en la imagen.

En la anterior imagen se ha numerizado el polígono que representa el límite del área urbana para analizar si la urbanización ha rebasado lo establecido en el plan de desarrollo urbano.

Nuestras observaciones y comentarios al análisis son:

  1. Nuevamente y después de un periodo de 5 años, notamos que las convenciones mínimas de cartografía, no han sido actualizadas en el plano catastral.

  2. Aún cuando el registro de la información ha sido incrementado en el plano catastral de 2003, dicho plano permanece con menor información que la que ha sido proyectada en el plano de uso de suelo de 1994 y que además, ya ha sido trazado en el terreno. Recomendamos ver la imagen 4, para complementar nuestra apreciación visual.

  3. Confirmamos que la urbanización, aún cuando no existe coherencia cartográfica (escala, georeferenciación) entre los dos planos, ha sobrepasado el límite del area urbana, ver imagen 4, para complemento de análisis visual.

  4. La incongruencia de información entre los dos planos se confirma que existe, porque los dos planos presentan des-actualización con respecto a la realidad registrada en la foto de 2003 (Imagen 4).

  5. De esta manera también observamos que el Plan de Desarrollo Urbano, no ha sido respetado al invadir la urbanización, terrenos que han sido clasificados con usos y destinos distintos a este.

  6. Percibimos con la diferencia de información entre los dos planos, que no existe un intercambio o interacción de información entre el catastro y el desarrollo urbano (ordenamiento territorial), para el año de 2003.

  7. Podemos verificar la necesidad de implementar acciones de actualización de la información, sin embargo las autoridades responsables de realizarlo, por lo pronto, hasta el año de 2003, no lo han visto de la misma manera, pues prevalece la des-actualización.

La metodología que hemos planteado para desarrollar nuestra investigación, ha incluido una etapa preliminar de visita a las oficinas gubernamentales involucradas en el dominio del territorio.

En esta etapa hemos realizado un primer contacto con varios objetivos, entre otros, el de formarnos un contexto global de la actividad territorial, hacer un inventario de oficinas públicas que manipulan información del territorio. Hemos realizado un cuestionario al personal que trabaja en las diferentes oficinas, que genera y manipula información y también hemos solicitado toda la información que se ha listado.

El siguiente cuadro muestra el inventario de oficinas gubernamentales con un resumen de sus respectivas actividades en materia territorial. Esto nos proporcionó una perspectiva clara de los nexos potenciales que pueden darse entre ellas. Nos fue de utilidad también para identificar a las personas a las que hemos realizado las entrevistas.

Además de incluir el cuadro de oficinas gubernamentales incluimos también el cuestionario practicado en las entrevistas. El objetivo de la realización de dicha tarea, fue para saber directamente de los implicados el entorno en que efectúan su trabajo. A partir de ello podemos complementar nuestro análisis y enriquecer nuestros comentarios y conclusiones.

Las entrevistas se realizaron a una persona que trabaja en cada una de las diferentes oficinas mencionadas en el cuadro anterior. El cuestionario que se les aplicó para obtener la información se menciona a continuación:

  1. ¿Como hacen la adquisición de datos? ¿tienen formatos?

  2. ¿Después de adquirirlos, que tratamiento les dan a los datos? ¿tienen bases de datos?

  3. ¿Qué software o programa de registro utilizan?

  4. ¿Cómo relacionan la información con alguna otra dependencia de Gobierno?

  5. ¿Comparten información con alguna otra dependencia de Gobierno?

  6. ¿Para la toma de decisiones, que es lo que toman en cuenta?

  7. ¿Cómo realizan la conservación y tratamiento de datos?

  8. ¿Qué tratamiento realizan con los datos?

  9. ¿Cómo realizan la difusión de datos? ¿Qué tipo de reportes, informes, etc., se elaboran?

  10. ¿Qué tipo de técnicas geomáticas ponen en práctica durante el proceso? Por ejemplo fotogrametría, topografía, cartografía, teledetección, sistemas de información, geográfica, etc.

  11. ¿Para un análisis actual del territorio, con que elementos cuentan actualmente?, ¿Tienen cartas catastrales y documentos históricos de la zona de estudio?

  12. ¿Cuál es la técnica y metodología para la adquisición y actualización de datos y los atrasos que estiman bajo el contexto de tratamiento de información?

  13. ¿El tipo de información que ustedes manipulan es la adecuada o estiman conveniente implementar más información relevante en sus archivos?

  14. ¿Estiman conveniente compartir información con alguna otra dependencia y con cual sería conveniente?

  15. Bajo el contexto de metodología, tratamiento y conservación de la información, ¿son suficientes y adecuados los programas de cómputo con los que cuentan actualmente? ¿cumplen con sus expectativas o resulta necesario desarrollar o comprar otro que proporcione un mejor servicio de acuerdo a la información que se tiene?

  16. Finalmente para hacer un balance general, ¿Qué comentarios favorables o des- favorables, se pueden hacer al respecto del trabajo y de las actividades, para proporcionar un panorama global?

Proporcionamos en resumen, las respuestas que indican los problemas mas frecuentes y relevantes en el funcionamiento interno de cada oficina y en la interacción con otras oficinas para el intercambio de información.

Es preciso detectar el origen de los problemas. Nosotros consideramos los siguientes puntos críticos como fundamentales para mejorar los aspectos que hemos tratado en nuestro estudio de caso. Para nuestro trabajo futuro, los consideramos un reto porque no son fáciles de solucionar y consideramos que así será también para las autoridades responsables, cuyo compromiso permanente es el de ofrecer un mejor servicio al público en general.

Con la finalidad de sintetizar los resultados de nuestro estudio de caso, hemos decidido expresarlos como los puntos críticos siguientes:

En el dominio territorial el análisis de un estudio de caso es indudablemente una excelente oportunidad de verificar entre otros, los procedimientos administrativos, los procesos administración de la información, la tecnología aplicada, la actualización de información, etc.

En relación a nuestro estudio de caso podemos concluir:

De manera general, los conceptos teóricos generales y la legislación no se aplican en la realidad. Al menos en nuestro estudio de caso, no tienen mucho efecto en la realidad.

© Jose De Jesus Avila Rangel, 2005